Finca Soñada, Partida Pla Roig 15, 03840 Gaianes - Alicante. Finca Naturista.

Los huéspedes recién llegados a Finca Soñada invariablemente hacen un recorrido por la finca en las horas siguientes a su llegada. A la mayoría les impresiona y les parece un lugar precioso, incluso paradisíaco. Por supuesto, estamos totalmente de acuerdo. Algunos incluso añaden: «¡Se ve incluso mejor en la vida real que en las fotos!».

En sí, nos parece un cumplido muy bonito. En el pasado, nosotros mismos hemos experimentado a veces lo contrario cuando nos íbamos de vacaciones: las fotos parecían prometedoras, pero la realidad era un poco decepcionante. Dicho esto, llevamos un tiempo preguntándonos si las fotos que utilizamos en nuestro sitio web y nuestras redes sociales dan una imagen fiel de este maravilloso lugar. A nosotros nos parecen buenas, pero ¿lo son?

Piscina de Finca Soñada

Sin duda, creemos que es una pregunta importante. Por algo se dice que una imagen dice más que mil palabras. Pero quizá haya excepciones a esta sabiduría confusa. Quizá algunas cosas se describan mejor con palabras que con imágenes. ¿Lo intento? Deseadme suerte.

La magia de Finca Soñada no empieza en la puerta. Viniendo desde Alicante, la magia comienza unos 20 kilómetros antes, concretamente al salir del túnel que discurre bajo el parque natural de la Font Roja, justo antes de llegar a Alcoi. De repente, el paisaje árido y seco cambia por una paleta fresca de 50 tonos de verde, envuelta en suaves colinas y rodeada de sierras de más de 1.000 metros.

Entonces, al dejar la autopista y sumergirse en el verdor, se encuentra uno en un mundo dominado por los olivos, los almendros y las uvas de vino. Abre la ventana y escucha el canto de los pinos con la brisa. Regálate su generoso olor a resina y respira los aromas del valle de El Comtat. Admira las terrazas cuidadosamente ajardinadas en los flancos de las montañas. Hace mucho, mucho tiempo, cientos de labradores recogían con sus propias manos miles de piedras de la tierra roja, con las que construían muros bajos de piedra para cultivar las laderas. A principios de primavera, déjate guiar por el aroma de los almendros en flor. Las grietas del camino las tomas con benevolencia.

Cuando nuestra puerta se abra silenciosa pero decididamente y entres en Finca Soñada, intenta sentir nuestro sueño. Quién sabe, puede que también se abra la puerta de tus propios sueños.  O mejor aún, deja volar todos tus deseos y durante los próximos días, vive el aquí y el ahora y disfruta con todos tus sentidos. Siéntete como en casa desde el primer momento. Porque quien encuentra un hogar está más a gusto y es más consciente. Permanece más tiempo quieto. Ve más. Lee más. Piensa más. Comprende mejor.

Finca Soñada.

Aparca el coche a la sombra de una morera. Incluso antes de salir, las 2 impresionantes palmeras Washingtonia te darán una cálida bienvenida. Para refrescarte, puedes meterte directamente en la gran piscina que te tentará con su voz turquesa. Sigue tu brújula interior y ríndete al hechizo sin pensártelo dos veces. Las Lantanas de flor española y las Gauras rosas te mostrarán el camino.

Entra en nuestra casa de ensueño y no dudes en detenerse un momento ante la obra de Adi Steurbaut, el hombre que colorea las nubes. También te encontrarás con él fuera, en el Puesto Fronterizo. Siéntete seguro dentro de los gruesos muros que hacen desaparecer por un momento el mundo exterior. Siéntete arropado por las tejas rojas que ondulan y tamborilean la lluvia. La Finca Soñada alberga muchas historias valencianas ocultas y olvidadas. Y constantemente se escriben nuevas historias. ¿Quieres formar parte de ellas? Reserva ya tu habitación y espera con ilusión la naturalidad con la que nuestras vidas se entrelazarán momentáneamente.

Luc y Valérie en Finca Soñada.

Un abrazo,
Luc y Valérie
Finca Soñada.

Una imagen dice más que 1.000 palabras, ¿o no?

2 pensamientos en “Una imagen dice más que 1.000 palabras, ¿o no?

  • 1 septiembre, 2023 a las 3:56 pm
    Enlace permanente

    Hola, gracias por dejarme entrar y compartir este lugar. Nunca he estado pero conozco la zona ya que voy cada año a Castalla, pueblo donde nació mi mamá. Así que me gustaria ir y conocer este alojamiento.

    Responder
  • 24 diciembre, 2023 a las 2:18 pm
    Enlace permanente

    El año 2024, si todos ponemos un poco de nuestra parte, la tolerancia llegará a las playas de España y así se conseguirá la libertad y la opción de cada individuo de utilizar nada, todo, o solo un poquito. Respeto y comprensión.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *