Christiane LecocqRetrato.
Desde 1932, la vida de Christiane Lecocq estuvo estrechamente vinculada a la de Albert Lecocq. De hecho, fue en 1932 cuando Christiane “comenzó” con el Naturismo. De una manera muy fortuita e ingenua.

A la Christiane de 23 años, nacida el 6 de abril de 1911 en Tourcoing como una niña del norte, le encantaba bailar e ir a las salas de baile. Invitadas por su prima a pasar una noche de sábado en lo que hoy llamaríamos una “discoteca”, las dos jóvenes comparten una mesa con una pareja, que durante la noche las invita a unirse al próximo día domingo para hacer deporte en el “Club Gymnique du Nord”, situado en el “Fort de Seclin”, cerca de Lille. En esos días las actividades deportivas y los viajes al campo están reservados para los ricos.

Al llegar al Fuerte al día siguiente, las dos chicas no se creen lo que ven: ¡todo el mundo está haciendo deporte completamente desnudo! Christiane y su prima femenina no pierden la compostura y hacen lo mismo que todas las demás personas. “Para mí fue fácil“, Christiane dirá más tarde, “¡No llevaba mucha ropa, apenas un pequeño vestido y unas bragas y me encantan los deportes!

Aquí es donde Christiane conoce a Albert Lecocq, durante estos días de deportes naturistas. El visionario humanista de Arras había establecido vínculos con Marcel Kienné de Mongeot hacía 3 años, y creado este club en Lille hacía un año. Entre Albert y Christiane salta la chispa desde el primer momento. Ella se une al club. Como consecuencia ella recibe la revista Naturista en casa de sus padres. Su madre está indignada: “¡Todo esto son pecados!“. En cambio su padre, tras ver la revista, piensa que es bastante buena. Dicho esto, Christiane se vuelve Naturista con la bendición paterna.

Christiane y Albert comienzan un recorrido por las ciudades donde Albert busca establecer clubes. Así es como en 1933 crearon el CNGN (Club Naturista y Gimnástico de Normandía).

En octubre del mismo año, Christiane y Albert definitivamente unen sus destinos. Se casan el 28 de octubre de 1933.

En 1936, el “Front Populaire” (Frente Popular), con sus reformas sociales y entusiasmo por el aire libre, inspira a los dos recién casados, para sentar las bases de un “Naturismo Popular”, asumiendo los principios de regeneración de Kienné de Mongeot, sobre las bases de las “leyes naturales” de los doctores André y Gaston Durville, fundadores de la “Cité d’Héliopolis” en la isla “Île du Levant” en 1931. En ese mismo año 1936, Léo Lagrange, en ese momento primer Subsecretario de Juventud y Ocio, concede reconocimiento oficial al Naturismo como de utilidad popular.

Ciertamente la Segunda Guerra Mundial desbarata algo el entusiasmo de los dos jóvenes. Sin embargo, su pasión por el desarrollo de un Naturismo familiar y popular no decae y permanece fuerte. Durante la ocupación, Albert Lecocq publica su famoso “Manifiesto”, que más de 70 años después sigue siendo un documento de referencia. A raíz de este manifiesto, que define como pretende desarrollar el Naturismo, Christiane y Albert crean clandestinamente el primer “Club du Soleil” en 1944. En 1945 se mudan a Carrières-sur-Seine y crean el Club de Soleil de Carrières, que se convierte en el lugar clave para reuniones y eventos nacionales e internacionales, que marcarán profundamente el movimiento Naturista mundial.

Fundación de la Federación Francesa de Naturismo.

En 1949, con el fin de proporcionar al movimiento Naturista un medio de difusión de sus objetivos, los Lecocq crean la revista de información destinada al público en general “La Vie au Soleil”. Durante 65 años este medio ha sido emblemático para la organización del movimiento naturista.
El año 1950 es clave en la actividad de Christiane y Albert. Los eventos se suceden a un ritmo increíble: el 19 de febrero, Christiane y Albert fundan la “Federación Francesa de Naturismo” y establecen su concepto de Naturismo, sus objetivos, sus reglas de conducta y sus estatutos. La unidad se erige en torno a una idea fundamental: todos los clubes se reagrupan dentro de una misma Federación.

Ansiosos por encontrar un área donde crear un club junto al mar en el sur, los Lecocq solicitan a varios de sus amigos que encuentren esa rara perla. Es un socorrista naturista, el señor Poulain, quien les habla de Montalivet, lugar que visita regularmente. A un amigo que trabaja en el ferrocarril, y que por ello podía moverse sin costes, le encarga inspeccionar el lugar y regresar a informar de inmediato.

Cuando Christiane y Albert llegan a Montalivet, encuentran un lugar asolado por incendios forestales. “¡Era un basurero perdido! Tenías que estar loco para elegir este lugar”, dirá Christiane más tarde. De todos modos, deciden crear un sitio Naturista en este lugar, a pesar de las muchas reservas llegadas desde el municipio. Con la amable ayuda del secretario general de la Administración Municipal de Vendays-Montalivet, André Lambert, y el Club du Soleil de Bordeaux, el primer “Centro Naturista Hélio-Marin” abre sus puertas el 23 de julio de 1950. Modestamente, con tres o cuatro. Bungalows y con un confort más que rústico.

La Federación Naturista Internacional.

En 1953, Christiane y Albert fundan la Federación Naturista Internacional en Montalivet, para agrupar bajo una misma bandera las federaciones que se han ido desarrollando en varios países europeos. Al año siguiente, crearon la “Socnat”, Société de financement des Centres de Nature (Sociedad de Financiación de los Centros de Naturaleza), destinada a garantizar el desarrollo económico de los centros de vacaciones Naturistas.
En 1957, la pareja crea “Arena” para vincular el arte y el Naturismo. En 1961, los Lecocq crean el primer centro naturista de la “Isla de Francia”: “Héliomonde”, en Saint-Chéron, en el “Département de l’Essonne”, en la antigua cantera de arenisca de la que se extrajeron los pavimentos de París. Los miembros del equipo francés de voleibol entrenarán allí, bajo el liderazgo de Christiane Lecocq, que practica voleibol de competición. En ese momento el deporte en desnudez ocupa un lugar importante. La “Copa Cortey” envía los mejores clubes a los torneos para encuentros en Francia y en el extranjero (natación, tiro con arco, tenis de mesa, voleibol).

Christiane y Albert, viendo el interés de los aficionados a la navegación por el Naturismo, crean “Nauténa” en 1964 (Nautisme et Naturisme – Navegación y Naturismo). En el mismo año también fundan la “Unión Naturista Deportiva”.
La pareja podría haberse detenido ahí y disfrutar de sus éxitos en el desarrollo del ideal Naturista. Pero eso sería no contar con su determinación. En 1967, establecen un Plan de Desarrollo Naturista que pretende transformar lo que aún podría considerarse un grupo cerrado, en un movimiento dinámico, integrado y socialmente aceptado.

Albert Lecocq no verá los resultados completos del trabajo que construyó con su esposa Christiane. Muere el 31 de octubre de 1969 en Carrières-sur-Seine.

Christiane “tomará el control de la antorcha”, es decir, la administración de la revista “La Vie au Soleil”, y permanecerá atenta a las orientaciones de la Federación, de la que se convierte en Presidenta Honoraria. Por cierto, desde esa fecha, Christiane nunca se ha perdido un Congreso o una Asamblea General. Sus convicciones se mantuvieron intactas, al igual que su entusiasmo. ¡Christiane también fue inagotable en su empeño!

Cuando durante la celebración de su centenario, Christiane contempló el siglo que acababa de pasar, pudo constatar las evoluciones en la filosofía Naturista que ella y su esposo Albert contribuyeron a desarrollar. El resultado está a la vista: hoy Francia es el primer destino Naturista del mundo, con 3,5 millones de practicantes, y 1,5 de esos millones, franceses, ¡Y ni ella en su humildad puede negar que fue gracias a ella!

Christiane Lecocq, quien fundó la Federación Francesa de Naturismo junto con su esposo hace 65 años, murió el 24 de diciembre de 2014 a la edad de 103 años. Fue enterrada en el cementerio de Carrieres-sur-Seine, donde descansa su esposo.

Por Yves Leclerc,
para Focus febrero 2019 (la revista bimensual de la FNI – En español en el desplegable “FOCUS (Other Languages)”).

Más artículos sobre Christiane Lecocq en nuestro blog:

Christiane Lecocq, la Activista en la sombra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *